Así actúa una mujer inteligente cuando su pareja le es infiel

Nada ganas con vengarte, mejor supérala y sigue adelante porque mereces ser feliz.

Erika Patricia Otero

Deprimida, decepcionada, burlada y furiosa, así fue como me sentí cuando me di cuenta que la persona que amaba me había traicionado.

Para ser honesta contigo, quería tenerlo frente a mi y hacerle sentir todo el peso de su ofensa. No habían sido meses, habían sido años que se había burlado de mí, pero quizás lo que más me dolía es que nuestros amigos mutuos fueron cómplices de sus mentiras.

Pero para él no fue suficiente haberme engañado; no señor, él y su compañera querían verme humillada y por poco lo logran. Si se enteraban que iba a un lugar determinado, se las arreglaban para estar ahí. Si existía la posibilidad de hacerme quedar como la «mala de la situación» intentaban hacerlo. Solo que en todas esas oportunidades yo iba un paso más adelante que ellos, y jamás lograron dañarme tanto como pretendían.

Siendo franca, hoy estoy muy agradecida con ellos; sí, porque aunque parezca extraño me di cuenta del gran favor que ambos me hicieron. Me ayudaron a darme cuenta de mi fuerza interna, de mi valor como mujer, pero por sobre todas las cosas me ayudaron a ser consciente de que merezco ser feliz.

Sé que es tentadora la idea de hacerle pagar lo que te hizo a esa persona que te hirió, pero a la larga la única que perderás serás tú. Porque sé que eres una mujer que merece ser feliz y que puede salir triunfante de semejante situación. Por eso, a continuación te dejaré 5 cosas que una mujer inteligente jamás debe hacer ante una infidelidad.

Advertisement

1 No la culpes a ella

Esa es por lo general la primera reacción que tenemos: la de culpar a la otra. Pero viéndolo de manera fría, nadie le quita nada a nadie y más cuando se trata de una relación de adultos. Además, tú no tenías una relación con ella, sino con él; a él era quien tú amabas y a él es a quien debes hacer responsable de tu pena.

Culparla a ella es infructuoso porque a veces ni siquiera saben que él está casado o en una relación contigo. Y aún teniendo conocimiento de ello, la responsabilidad es de él porque debió poner un freno a los avances de la otra persona, porque él sabía el daño que te haría al engañarte.

Así que sentir resentimiento hacia quien no tiene importancia en tu vida es llevar en tu alma un dolor que no necesitas y que te dañará lentamente.

2 No busques detalles, solo te harás más daño

A veces saber los pormenores del engaño se nos hace una necesidad imperiosa; pero esto puede ser muy dañino para ti. Quieres saberlo todo porque en tu mente necesitas saber la razón del engaño.

¡No lo hagas! Te vas a hacer más daño del que crees, pues puedes llegar a descubrir cosas que no te van a gustar y solo aumentará tu malestar e indignación.

Advertisement

3 No lo divulgues

Puedes hablarlo con personas de confianza, por supuesto que sí, pues necesitas sentirte escuchada y comprendida. Pero lo que no te puedes permitir hacer es ventilarlo en redes sociales o con personas que apenas conoces.

No es bueno que lo hagas porque muchas veces no sabes dónde están tus opositores, no sabes quien puede sentirse feliz por tu dolor, pero más importante que eso, es que tu vida es privada y como tal debes mantenerla.

4 Por mucho que creas que sí, la venganza no te hará sentir mejor

Quizás el primer pensamiento que se te cruce es vengarte de la humillación. La realidad es que cuando te entregas a la venganza lo que harás es perder tiempo valioso que podrías usar para recuperarte y dedicarte tiempo a ti misma para sanar y para superar lo que ocurrió.

Cuando buscas vengarte estás echando sal a la herida una y otra vez y la realidad es que no lo mereces. Créeme, llevar esa carga emocional e invertir tiempo en hacerles pagar la ofensa es un tiempo que ellos no se merecen.

5 Piensa si de verdad quieres perdonarlo y regresar con él

Este es un punto muy delicado. Perdonar es igual a liberarte del dolor que la traición te hizo sentir; sin embargo, tú puedes elegir entre dar el tema por cancelado, o darle de nuevo a tu pareja la oportunidad de corregir lo que hizo y regresar con él.

Advertisement

Esto es algo que debes pensar muy bien. Puedes hacerlo, es tu albedrío y debo decirte que te admiro por ello si lo haces, pues es algo muy difícil.

La elección de perdonar a tu cónyuge y retomar la relación que tenías con él, debe ir de la mano con su promesa indeleble de no volver a fallarte. Él debe estar consciente de que es posible que esa sea la única vez que le perdones y tu determinada a no volver a hacerlo; de otra manera, no te tomará en serio y tu vales mucho para que se burlen de ti una y otra vez.

Cualquiera sea la decisión que tomes -seguir con él o quedarte sola- debes estar segura de ella y que vas a salir adelante feliz de lo que has decidido.

Eres una mujer valiente, hermosa e inteligente; por eso mereces darte tu lugar y buscar renacer de las  luego de una infidelidad. Haz lo que sientas es lo correcto, siempre es tu decisión, pero siempre busca ser feliz.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.