Casarse con una mujer inteligente alarga la vida de los hombres

Lo dice la ciencia. Las mujeres inteligentes tienen gran influencia positiva en los hombres. ¡No te avergüences de presumirlo!

Emma E. Sánchez

Manuel vivió una infancia con algunas carencias y sus padres siempre le animaron a buscar superarse; por eso cuando terminó la preparatoria  y se enamoró de una  joven de su misma cuadra, ellos se molestaron mucho pues decían que con esa joven nunca lograría nada y por si fuera poco “tampoco era muy bonita”.

Con esfuerzo, ambos fueron a la universidad y poco antes de concluirla, se casaron.  Con sacrificio y constancia, ambos lograron sus respectivos títulos universitarios junto con la llegada de su primer bebé.

Los años pasaron y ambos trabajaron juntos, formaron una gran familia de 6 hijos, juntos también crearon un buen negocio de venta de artículos deportivos, donde más tarde sus hijos adolescentes trabajaron hasta pagar sus propios estudios universitarios.

Hoy en día son una pareja de ancianitos que están celebrando sus 60 años de matrimonio rodeados de hijos, nietos, estabilidad económica y salud.

En su fiesta de aniversario, al ofrecer el brindis, Manuel contó a los asistentes el motivo por el cual decidió proponerle matrimonio a Rebeca, aún en contra de la opinión de sus padres.

Él dijo: «Rebeca era una joven que trabajaba por mejorar, le gustaba leer, era organizada con su dinero, tenía sueños y aspiraciones, cuidaba de ella en todo aspecto, tenía metas personales claras y sobre todo, cuando yo estaba a su lado, siempre sentía la necesidad de volverme una mejor persona. Hoy sé que Rebeca siempre fue una mujer inteligente y eso intimidaba a otros muchachos, pero para mí ella era un desafío constante; eso me enamoró y decidí proponerle matrimonio, hubiese sido un tonto si la dejaba ir»

Advertisement

Sin saberlo, Manuel descubrió el secreto de la vida sana, larga y feliz para un hombre.

Actualmente se ha definido el concepto de inteligencia como la capacidad de aprender, razonar, tomar decisiones y sobre todo, de resolver problemas y dificultades.  Muy interesante ¿verdad? Si alguien te dijera que en días próximos vas a enfrentar grandes pruebas, dificultades, que otros dependerán de tus decisiones y que puedes elegir a una persona para ayudarte ¿a quien elegirías? ¿qué características buscarías en la persona que estaría contigo para pasar la prueba? Bueno, pues es el mismo caso cuando se trata de elegir a un compañero de vida.

Una mujer inteligente es responsable e independiente

Algunos hombres podrían intimidarse ante una mujer que no depende de él para hacer o decir pues tiene sus propia voz y opinión, de ahí que un hombre que elige unirse a una mujer inteligente, muestra una gran sensatez y deseos por mejorar constantemente.

En un estudio realizado por la Universidad de Aberdeen, se hicieron algunos descubrimientos que confirmaron lo que muchos ya sospechábamos:

1 Los hombres casados con mujeres trabajadoras forman familias con ambientes más agradables para sus hijos y para ellos mismos.

Cuando una mujer está acostumbrada a que todo se le dé sin esforzarse, difícilmente logrará cosas por sí misma; dependerá de otros o su esposo, y estará en mayor riesgo de desarrollar frustración y depresión, por lo que el ambiente familiar no siempre será tan agradable como el de una mujer que está acostumbrada a esforzarse, trabajar y no esperar a que las cosas le lleguen sin buscarlas.

Advertisement

2 Los hombres cuyas esposas cuidan su salud desarrollan menos enfermedades.

Especialmente las degenerativas como el Alzhaimer o la demencia senil, pues sus cerebros están en constante estímulo, ya que sus esposas son activas, dinámicas, independientes, platican, hacen cosas,  llevan, traen y eso a ellos mismos los desafía a llevarles el paso, acompañarles, hacer junto con ellas y sin saberlo, los mantiene en ejercicio mental constante.

De igual manera, las mujeres cuidan más de sí mismas, hacen dieta, salen a caminar, van a al médico con más frecuencia, cuidan de su familia por igual.  Las esposas empujan a que el esposo vaya al médico, se chequee, ella prepara muchas veces la comida y cambia o mejora la dieta de su compañero.

3 La mujer puede desarrollar y estimular el cerebro del hombre o deteriorarlo

Mucho se ha dicho sobre la naturaleza del cerebro femenino que le permite hacer varias cosas a la vez, mientras que los caballeros solo pueden enfocarse en una o dos. Esto, a la larga, en una relación de pareja resulta beneficioso para el hombre, pues recibe muchos estímulos desde su mujer que lo mantienen activo, especialmente después de los 60 años.

Por otro lado, cuando una mujer  acostumbra vivir en medio de peleas y disgustos en lugar de buscar soluciones, el cerebro del hombre padece mucho estrés, lo mismo que su corazón.

Si eres hombre y deseas vivir más,  cásate con una mujer inteligente, divertida y feliz.

Advertisement

4 Los hombres que se casan con mujeres que gustan de esforzarse y trabajar, logran mayor estabilidad económica.

El poder tener lo suficiente y vivir de manera cómoda o hasta holgada, también tiene mucho que ver con la pareja que elegimos. Una mujer inteligente usa un presupuesto de gastos, trabaja, administra el dinero con prudencia, produce en casa y no gasta más de lo que gana, ahorra e invierte. Esa es la clave de la tranquilidad económica y el éxito financiero.

Ahora imagina tus finanzas en alguien acostumbrado al derroche, despilfarro  y el gusto por aparentar o comprar por compulsión: es la receta perfecta para el fracaso.

5 Una mujer con metas claras y propósitos elevados desarrollan hijos sanos, educados e independientes.

Muchas mujeres no han tenido oportunidad de educarse o tener grandes oportunidades en la vida pero han desarrollado una visión positiva del futuro posible mediante el esfuerzo, la constancia y los valores.  Una mujer con esa inteligencia puede lograr milagros en sus hijos y sus futuras generaciones.

6 Un hombre que se casa con una mujer inteligente tiene mayor posibilidad de lograr un matrimonio exitoso.

Así de sencillo, cuando dos personas unen su corazón y su mente, pueden lograr lo que se propongan y encontrar la felicidad en el trayecto. Que la belleza de una persona no te distraiga de las cosas verdaderamente importantes; te debe gustar, sí, pero recuerda lo que es pasajero y lo que es vital.

Inteligencia no significa grandes títulos universitarios o dinero, se trata de poner en práctica y aplicar lo que sabemos para prevenir y resolver problemas, para trazar metas y cumplirlas, para resistir las pruebas de la vida, y pasarlas con la mejor actitud posible.

Advertisement

Así que cuando encuentres una mujer con esas características, no la dejes ir. Consérvala por siempre en tu vida, junto a tu corazón.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.