12 trucos sencillos para estar siempre de buen humor

Que a tu vida no la gobierne el mal humor. Sigue estos simples consejos y dedícate a ser feliz.

Erika Patricia Otero

Yo suelo despertar cada día con buen humor; sin embargo, a lo largo del día las cosas pueden cambiar mucho. Una noticia desagradable, una discusión inesperada, un problema algo tonto, pueden hacer que me enoje. Pero lo peor es que esto pasa muy rápido. Sí, soy de ese tipo de personas que se enojan fácilmente.

Pero lo interesante es que de la misma manera que me enojo en un «abrir y cerrar de ojos» también puedo regresar a mi buen humor rápidamente. No siempre fue así; había días en que me enojaba tanto que me metía en mi habitación, y frustrada arrojaba cosas y hacía berrinche como si tuviera 3 años.

El cambio positivo se lo debo a algunos truquitos muy fáciles que implementé en mi vida, y te aseguro que me ayudaron a no perder mi tiempo con los malos ratos. Esto fue lo que hice:

1 Aparentar buen humor

Esto es quizás lo primero a lo que recurrí. Estás muy molesta o triste y quieres desahogarte llorando; cambia esa cara triste o molesta por una sonrisa. Al principio va a costar, pero solo plántate frente al espejo y hazlo. La imagen va a parecerte grotesca o graciosa, pero hazlo porque esa es una de las mejores cosas que puedes hacer para convencer a tu cerebro de que estás de buen ánimo según la ciencia cognitiva.

Lo que haces es engañar a tu cerebro para que comience a enviar neurotransmisores de bienestar que cambiarán tu estado de ánimo.

Advertisement

2 Vístete de colores alegres

Una de las cosas más tentadoras de hacer cuando no estás de buen ánimo es vestir de negro o gris; grave error. Cuando más desanimada te encuentres recurre a esa blusa roja que resalta el castaño de tus ojos, a ese pantalón azul cielo que tanto te gusta, saca del armario ese vestido amarillo que te hace sentir tan guapa.

Es difícil sentirse de mal humor o triste cuando se está rodeado de bellos colores. Estos te cargan de buena energía y verás cómo las cosas mejoran a lo largo del día.

3 Escucha tu música favorita

¿Te gusta el vals, la salsa o el rock?, pues no los dejes solo para los días en los que estás feliz. Es más, si tienes una canción que te gusta mucho y te hace sentir bien, pues escúchala siempre que lo necesites.

También puedes optar por hacer una lista de tus canciones felices para momentos complicados y escucharla y modificarla quitando y poniendo nuevos temas que te hagan sentir bien.

Advertisement

4 Abraza a alguien

Abraza a tus padres, a tu pareja, a tus hijos o a tus mascotas y verás como no solo te liberas de cargas anímicas innecesarias y recargas tu energía con amor pues abrazar a los demás hace que tu cerebro libere oxitocina (hormona del amor).

5 Relájate

Sal a dar un paseo, y mientras lo haces, respira de manera profunda, observa el paisaje y piensa en todo lo bueno que tienes en tu vida. Créeme, nada más revitalizante que una caminata; será el mejor terapeuta al que puedas recurrir.

6 Llena tu hogar de olores agradables

Ya sea tu perfume favorito, un aromatizante incienso, una vela de olor. Los olores hacen que tu cuerpo se relaje e incluso te transportan a épocas felices de tu vida.

7 Come saludable

Ciertos alimentos pueden ayudar a tu cerebro a liberar serotonina. Pequeñas porciones de estos a lo largo del día te ayudarán más de lo que crees. Estos son: huevos, queso, pollo, pavo, frutos secos, banano, piña. No solo te quitarán el hambre, te ayudarán a ser más feliz.

Advertisement

8 Rememora momentos felices

Ve por un álbum  de fotos y comienza a hojearlo. Verás fotos de tu infancia disfrazada de flor o de mujer maravilla o de médico o monstruo, o de ese paseo al río con tu familia. Puede que te colmen de añoranza por esos tiempo mejores, pero te ayudarán a ver que tienes una vida por delante para construir más de esos buenos momentos al lado de quienes amas.

9 Haz una buena acción

Nada como servir a alguien para ver que hay personas a las que puedes ayudar porque de cierta -y extraña- manera, estás mucho mejor que ellos.

No se trata de ver que tan mal estás comparada con otros, sino de hacer el bien a alguien que necesita en ese momento de ti. A veces no necesitan algo material, pero sí un consejo, un abrazo, una palabra amable o una luz que les ayude a ver un futuro mejor que en ese momento no pueden ver; créeme, nada mejor que hacer feliz a alguien para ser feliz tú.

10 Ora

Si crees en Dios este es un buen método para cambiar tu estado de ánimo. Ya sea sentada o arrodillada, como quieras, pero refúgiate en la oración para desahogar tus dificultades.

Advertisement

Libera toda la presión, llora si es necesario y habla francamente con ese ser superior de lo que te acongoja; verás como poco a poco te librarás de ese malestar que te hace presión en el pecho.

11 Actívate

Hacer ejercicio también te ayuda a sentirte mejor. La actividad física también hace que tu cerebro libere endorfinas (hormonas de la felicidad).

Sal a correr, haz aeróbicos en casa, monta bicicleta, ve a pasear con tu perro o tus amigos o familia. Si una actividad te gusta y te saca de la rutina, te hará sentir de mucho mejor ánimo que quedarte en casa viendo televisión.

12 Haz que tu casa sea un lugar bello

Cambia los muebles de lugar, pinta las paredes de un color que te guste, colma cada rincón de flores silvestres o plantas; el punto es que hagas de tu hogar un lugar donde quieras estar y te sientas bien.

Cambiar tu humor está en tus manos. Haz uso de estas simples tareas que van a dar un giro a tu vida siempre para bien y minimizarán los malos momentos haciéndolos eventos pasajeros y sin mucha importancia.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.