¿Los hombres huyen de ti? Revisa cuál de estos 6 tipos de actitudes tienes frente a una cita

Salir en citas puede ser fácil para ti si te haces consciente de tu actitud.

Erika Patricia Otero

Para algunas mujeres, concretar citas puede resultar difícil, y conseguirlas no es cuestión de apariencia física. Los factores pueden ser varios e incluso irrisorios; un ejemplo de esto puede ser mi propio caso personal. A mí me cuesta mucho darme cuenta cuando un hombre desea invitarme a salir o le gusto; ¿el problema? jamás me doy cuenta a tiempo.

Así como a mí me pasa, le ocurre a muchas chicas; pero no ser consciente de eso a tiempo no es el único inconveniente que puede tener una mujer a la hora de lograr ese cita. Por eso, a continuación  hallarás las razones que pueden estar ocultas en tu comportamiento y que hacen que espantes al chico interesado:

1 La que siempre necesita ser invitada

En antaño era habitual que las mujeres esperaran ser invitadas a salir por el hombre que estuviera interesado en ellas, pero ahora las cosas cambiaron mucho.

Hoy día es más común que una mujer se arriesgue a invitar a salir al chico que le gusta. Que acepte o no la invitación ya es otro asunto; el punto interesante es no quedarte con los deseos de conocerlo más y mejor. Si te rechaza, pues él se lo pierde.

Una mujer que invita a salir a un chico es una chica con buena autoestima y segura de sí misma, y para un hombre inteligente, una mujer de ese talante puede resultar muy interesante.

Advertisement

2 La chica despistada

Y este es mi caso. La verdad es que cuando me entero de que le gusto a alguien, me doy cuenta de eso meses e incluso años después. A veces resulta descabellado, pero cuando de verdad el hombre en cuestión se siente atraído por mí y me gusta, perder la oportunidad es algo que llega a doler.

El problema radica muchas veces en que no somos capaces de leer el lenguaje corporal de ellos hacia nosotras; incluso, a veces somos tan despistadas y estamos atentas a tantas cosas a la vez que no nos fijamos que le atraemos a alguien.

En este caso, afina tus sentidos y fíjate en las personas a tu alrededor. Si el que te gusta te observa fijamente, es que le gustas y desea un acercamiento, y si te interesa ¿por qué no darle un chance a conocerlo?

3 La «espanta hombres»

Es la misma chica que intimida. A veces, no es un problema tuyo sino de él y su inseguridad. Sin embargo, también está esa chica de carácter fuerte que muestra ser capaz de todo y autosuficiente; hay hombres que no saben lidiar con eso.

Pero también puede pasar que estás muy a la defensiva -quizás- por las malas experiencias, y eso da la impresión de que eres agresiva.

Advertisement

Una opción es que te hagas consciente de tu actitud. Es bueno que tengas carácter fuerte y seas independiente, pero relájate un poco y sé más delicada. Si él te gusta puedes dar el primer paso e invitarlo a salir; demuéstrale que aunque seas una chica fuerte también eres noble y amable.

4 La «inalcanzable»

Hay mujeres que por sus cargos laborales, su inteligencia, apariencia, su nivel de estudio o posición económica pueden resultar inalcanzables para los hombres que deseen invitarlas a salir. Sucede que las perciben como mujeres que van a rechazarlos por considerarlos «poca cosa», cuando la realidad es diferente.

Si, parecerá tonto, pero es parte del mundo de las citas. No es que un hombre no sea capaz de invitarla a salir, es que simplemente sienten que no importa cuánto hagan, ella no va a tener interés y les va a rechazar; así que se van por el camino fácil.

Si eres de este tipo de mujer, la opción es invitar a salir al hombre que te interesa; de esa manera le demuestras que las cosas no son como él suponía y que tú vales mucho la pena y el riesgo. Así, si las cosas salen bien entre ustedes, pueden formar una muy bella pareja.

Advertisement

5 La chica extremadamente tímida

Esa chica que siempre se sonroja cuando alguien le hace un halago, que se esconde ante el más mínimo atisbo de coqueteo. Ese tipo de mujeres sufre mucho porque le cuesta mucho acercarse al hombre que le gusta.

A veces no es que no quiera, es que se queda «congelada» ante una invitación a salir; esto le hace interpretar al hombre interesado, que en definitiva ella es fría y no siente atracción por él, cuando es lo contrario.

Ser una persona tímida hace que sea muy complicado tener amigos o darse oportunidades en el amor. Pero todo en la vida tiene solución: dedica tiempo a aumentar tu amor propio, de a poco acostumbrate a un halago o un piropo delicado (no son malos ni son acoso, no mal interpretes), estos en definitiva te hacen saber que eres bella y que las personas lo notan.

Mírate al espejo y piensa en el concepto que tienes de ti, comienza por aceptar tus rasgos más atractivos: tus ojos, boca o pecas. También puedes decirte cosas muy bellas (sé tu misma la que se «echa» halagos), te los mereces y nadie te amará mejor de lo que puedes hacerlo tú.

Advertisement

6 La que malinterpreta los halagos

Este es un problema de hoy. Es común hallar la mujer a la que le molesta mucho que un hombre se acerque a ella con intenciones de invitarla a salir, o que le digan que es bonita, o le irrita que un hombre intente un acercamiento con los típicos: «Qué guapa estás» o»¿Puedo invitarte a tomar algo?». El problema es que esos acercamientos los interpretan como acoso, cuando el contexto del acoso sexual es muy diferente.

Si bien es cierto que hay hombres que se acercan con malas intenciones, es mala señal meterlos a todos en el «mismo costal». Unos quieren invitarte a tomar algo para conocerte mejor, para entablar una amistad contigo y ver si con el tiempo se da algo más entre ustedes. No todos buscan una relación íntima en el primer acercamiento; y si lo hacen, pues siempre puedes dejar claro que no es tu interés y alejarte con altura.

Abre un poco la mente, relájate, que a veces ni siquiera tienen la intención de tener una cita amorosa contigo y solo buscan amistad. «Una cosa es lo que las personas digan y otra la que tu interpretes».

7 La chica a la que el tema de las citas le da igual

Hay mujeres a las que simplemente no les importa salir en citas, y eso no es un problema para ellas en ese momento. No es malo, porque van a su ritmo, y ellas son quienes eligen cómo, cuándo, quién y por qué.

Advertisement

Así que si eres de este tipo de chicas ¡a disfrutar tu soltería!, pues en algún momento llegará el que te interese.

Salir en citas no solo es difícil para las mujeres, para los hombres también lo es. El punto importante es que debes salir de tu zona de confort y tomar el riesgo, de un rechazo no va a pasar; pero si no lo intentas, jamás sabrás si puedes tener un amigo más o si encontraste al amor de tu vida.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.