Por qué en la pareja ser «mejores amigos» es una utopía

De la amistad al amor puede haber un paso. Los expertos explican por qué no siempre tu pareja puede ser tu mejor amigo.

Erika Patricia Otero

Por años creí que la persona con la que debía casarme era el hombre que yo consideraba mi mejor amigo. Creí esto por mucho tiempo, porque pertenecí a una religión donde una de las cosas que más inculcaban era que debías unir tu vida a una persona que amaras, y para llevarte bien con él, debía ser tu mejor amigo.

Honestamente, no me parecía tan extraño, y hasta hace poco no lo consideré algo negativo. Sí, cambié de opinión porque si comparas una relación de amistad con una que implica sentimientos de amor, pues ambas son diferentes «del cielo a la tierra».

Amistad ¿Qué es?

Es una relación de complicidad, comprensión y compenetración que puede surgir entre personas del mismo o diferente sexo.

Un buen amigo es el que escucha tanto como es capaz de hablar de sí mismo. Estará presente en los momentos que más lo necesites a pesar de la distancia y el tiempo. Además, los buenos amigos son honestos, se alegran por tu éxito, e incluso se logra desarrollar con él o ella un lenguaje y humor especial que los conecta íntimamente.

Amor ¿Qué es?

El amor es un sentimiento profundo de atracción, admiración, deseo, pasión, intimidad, compromiso hacia otra persona.

Advertisement

Al contrario de lo que muchos piensan, el amor no es algo que surge «a primera vista», o no por lo menos el amor real y verdadero. Amar a una persona toma tiempo, e implica la capacidad de aceptar al otro tal como es.

En el amor, al igual que en la amistad, debe haber complicidad, confianza y compenetración. La diferencia es que la amistad no involucra sentimientos de deseos o atracción; además, el amor debe ser correspondido, de lo contrario la persona que siente amor por un amigo va a sufrir e incluso deteriorará la amistad.

Ahora bien, ¿De la amistad puede surgir un amor?, pues claro que sí, pero al momento de darse inicio a una relación amorosa lamento decirte que le dices adiós a la amistad.

El amor y la amistad son similares pero no lo mismo

Las diferencias entre ambos pueden llegar a pasar desapercibidas. Puedes sentir celos porque tu amiga o amigo comiencen una relación amorosa con alguien, pero los celos son por el «robo» del tiempo y pasas a un segundo plano.

Cuando se trata de amor, en tu interior habrá una lucha constante de sentimientos y emociones que no se viven tan intensamente en una amistad. Cuando la amistad pasa a ser amor puedes identificarlo porque tu interés por esa persona trasciende a la amistad, no te es suficiente con que sea tu amigo.

Advertisement

Si tu amigo o amiga te interesa más como amor vas a buscar contacto físico de forma mucho más intensa y constante. Puede ocurrir también que no te tomas de la misma manera el hecho de que tu amigo/a  anule un encuentro a último momento; ese tipo de situaciones pueden volverse un completo drama en el caso de que sientas más que amistad.

Ahora, ¿por qué tu pareja no puede ser tu mejor amiga?

Porque considerar a tu pareja tu mejor amiga o amigo puede generar muchos problemas matrimoniales, según algunos conocedores del tema.

Seamos claros, con tus amigos pasas algo de tiempo unos cuantos días a la semana; con tu pareja, por el contrario, vives y duermes a diario. Con tus amigos no compartes deudas ni asuntos financieros que con cónyuge sí. Además, tus amigos «tienen voluntad y poder para irse o tener su propio espacio y tiempo de nosotros cuando lo crean necesario. Los cónyuges están vinculados con todo lo que a nosotros concierne (hogar, familia, horarios, vida)», según la terapeuta de matrimonio y familia Carrie Krawiec.

Krawiec advierte que los esposo que consideran a su esposa como su mejor amiga, tienden a esperar cosas de ella que por obvias razones no le podrá dar. Por ejemplo, va a querer que el tipo de apoyo en las decisiones por tomar sea el de una amiga y no el de su esposa.

Recordemos que un buen amigo aunque puede no estar de acuerdo con tus elecciones, puede apoyarte y no juzgarte; en cambio, tu pareja espera que tengas en cuenta su punto de vista antes de tomar la decisión, y si las cosas salen mal no dejará de decirte «te lo dije».

Advertisement

Contraposición

Según un estudio de  John Helliwell, profesor de la Escuela de Economía de Vancouver, para las personas menos sociales es mucho más benéfico para su salud en general considerar a su pareja «mejor amigo«. Él sostiene que los hombres al ser menos sociales, su esposa cumple un rol de amigo que él no vería satisfecho de otra manera.

Pueda que en ese aspecto Helliwell tenga algo de razón, pero de igual manera, ella será su esposa hasta el día que se mueran o se divorcien y es sano que lo piensen de esa manera si buscan que su matrimonio sea exitoso pese a los obstáculos en el camino que ambos se puedan encontrar.

La situación más conveniente para un matrimonio es no confundirse. Hay puntos en común y en contra en una amistad y un matrimonio que es sano que los mantengas en cuenta por el bienestar mental y emocional de ambos como personas individuales y como pareja.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.