Si la esposa es feliz, el matrimonio será más duradero, según los expertos

Si nosotras estamos felices, ellos también lo serán, según un estudio. De esto y mucho más depende la felicidad conyugal.

Adriana Acosta Bujan

Sin duda, todos deseamos tener un matrimonio feliz y exitoso, ese que al cerrar los ojos te visualizas con tu pareja al envejecer, cuidándose, amándose y respetándose el uno al otro. Pero para llegar a concretar ese sueño, sabemos que siempre existirán desafíos por vencer para lograr la felicidad.

Sin duda, muchas ideas sobre el éxito matrimonial están muy arraigadas, ya que el concepto del amor varía dependiendo la educación que recibimos durante la infancia, las experiencias del pasado o por las costumbres, cultura e ideologías de cada uno. Incluso podemos creer que la felicidad matrimonial se da cuando la parejas llega a complementarse perfectamente, comprometidos al cien por ciento en su relación, dando paso a una excelente comunicación, respeto mutuo y confianza.

Pero por otra parte, la plenitud en el matrimonio se dará cuando la esposa es feliz, según un estudio realizado por las expertas en psicología Deborah Carr y Vicki Freedman, titulado «¿Matrimonio feliz, vida feliz?». Las especialistas aseguran que cuando la mujer se siente feliz, es más probable que su relación sea plena y exitosa, esto sucederá porque el esposo tendrá la certeza de que su esfuerzo lo ha encaminado de manera favorable, cumpliendo con sus expectativas.

Cuando el cónyuge percibe que su esposa se siente feliz, alegre y satisfecha, sin duda fortalecerá su autoestima, seguridad y confianza, permitiéndose esforzarse más para lograr que ella entre en un estado de bienestar, equilibrio y tranquilidad permanente.

Para llegar a esa conclusión, se encuestaron a varias parejas con matrimonios sólidos, donde se demostró que la prioridad de los hombres es su mujer, por ende, es importante que ella siempre esté feliz, a pesar de que ellos no se sientan completamente realizados.

Advertisement

Entonces… ¿El amor es sacrificio?

El experto Jorge Bucay asegura que las parejas no deben de sacrificar su propio bienestar para ser felices, ya que el verdadero amor no se basa en sacrificios. Lo más importante es saber compartir y sacar lo mejor de uno mismo para que lograr una vida plena y feliz.

Cuando amamos a una persona no la elegimos por su capacidad de sacrificio, sino que nos enamoran su esencia, sus virtudes, fortalezas e ideologías similares a las que tenemos; es por ello que se debe dejar de pensar en que si sacrificamos lograremos un matrimonio pleno.

Por lo tanto, si el hombre percibe que su esposa no es feliz, debería ponerla como su prioridad ante todo; lo que significa amarla verdaderamente.

La verdadera felicidad en las parejas

Es importante considerar que el estudio anterior lleva una gran carga racional, al pensar que la felicidad de la esposa es lo más importante para el hombre. Sin embargo, otros expertos aseguran que ambos deben ser felices para que funcione la relación, si uno no se siente pleno entonces la pareja no podrá estar tranquila.

Tal vez llegará un momento en el cual el cónyuge se sentirá abatido, frustrado y decepcionado al darse cuenta que su pareja amada no está bien; y es ahí donde surgen los conflictos, dudas y miedos innecesarios.

Advertisement

Dicho lo anterior, entonces ¿Cómo lograr que la pareja sea feliz?, ¿Cómo tener un matrimonio exitoso? Para contestar estas interrogantes te dejo algunos consejos para que puedas aplicarlos en tu matrimonio.

1 Tus opiniones son valiosas

Todos los problemas o conflictos se deben resolver en conjunto; por ello es que la comunicación es un factor importante que te permitirá saber a profundidad lo que opina, piensa y siente tu pareja y así identificar los aspectos en los cuales él o ella se siente vulnerable, frágil e infeliz.

Muchas veces se cae en el error de suponer lo que la pareja necesita o piensa y se da por sentado que si tú eres feliz con algo, tu pareja también lo será.

2 Metas reales

La felicidad matrimonial también se puede basar en las metas que tengan en conjunto, donde los dos se comprometen a lograrlas, cuando ambos alcancen esos sueños y objetivos que tenían en mente.

Tal vez la felicidad de ambos es comprar una casa, adquirir un crédito, tener más hijos o cambiar de residencia; cuando logren sus metas es probable que los dos se sientan satisfechos, plenos y felices.

Advertisement

3 Pensando en uno mismo

Un error que cometemos algunas parejas es pensar que todo lo debemos hacer en conjunto para ser felices; sin embargo, también la felicidad se basa en pensar en uno mismo sin ser egoísta. Cuando pones como prioridad tus necesidades entonces podrás ser feliz y por consecuencia vas a proyectar bienestar a los que te rodean, incluyendo a tu cónyuge.

No se trata de dejar a un lado a tu pareja, sino de pensar en hacer las cosas que te hacen sentir bien; como por ejemplo, consintiéndote con un día libre dedicado a salir con tus amigas o familiares.

4 Disfrutarse el uno al otro

Muchas veces las responsabilidades y las obligaciones son factores que terminan con la felicidad matrimonial, dejando a un lado el romance y la pasión; por ello es que se deberá romper con la monotonía de la vida disfrutando la compañía de la pareja.

Diviértanse juntos, salgan a pasear, tengan intimidad y lo más importante dedíquense tiempo de calidad. Recuerda que el romanticismo nunca se debe dejar de lado, ya que es un aspecto fundamental que nos hace sentir amados, especiales y queridos.

5 Si tú estás bien, yo también lo estoy

Cuando amamos verdaderamente se crea una conexión mágica y espiritual, es por ello que cuando vemos sufrir a nuestra pareja inmediatamente también nos sentimos mal. Por tal razón, es importante mantener una actitud positiva ante las adversidades de la vida y lograr sentirnos bien; con ello me refiero a dejar de quejarnos o lamentarnos por lo que no tenemos o queremos. Será mejor enfocarse en el presente y hacer todo un esfuerzo que implique sentirnos bien y ser positivos.

Advertisement

Así que ya lo sabes, enfócate en ser feliz tú para que puedas contagiar a tu pareja, y así asegurar el éxito y la vida plena que tanto deseas. Si los dos son felices entonces su matrimonio será exitoso. Trabajen en conjunto, logrando conquistar las metas que tienen en mente. ¡Recuerda vivir intensamente y crear momentos significativos para ambos, ya que ser feliz depende de los dos!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias