Si miras lo que tienes en la vida, siempre tendrás más

La energía fluye hacia dónde va tu atención ¡Vibra en sintonía con el universo!

Adriana Acosta Bujan

¿Por qué ellos tienen un matrimonio perfecto? ¿Por qué el vecino se acaba de comprar una camioneta nueva? ¡Si tuviera todo ese dinero que tiene él, sería feliz! ¡A ella siempre le va de maravilla! Aunque creamos que somos perfectos y realmente personas bondadosas, buenas y bien intencionadas, es probable que alguna vez nuestros pensamientos nos traicionen envidiando a aquellos que aparentemente son felices y perfectos.

Es fácil mirar lo que los demás tienen, haciéndonos desear esas cosas que los hacen brillar y ser exitosos en la vida. Tal vez se envidie de manera inconsciente y sin mala intención; como se dice por ahí, es “envidia de la buena”. Sin embargo, no nos damos cuenta que al hacerlo se ponen en evidencia nuestras propias carencias y defectos, obstaculizando conquistar nuestras metas y sueños.

Es como la famosa ley de la atracción: si miras lo que tienes en la vida, siempre tendrás más. Si miras lo que no tienes en la vida, nunca tendrás suficiente.

Así es como se rige el universo, aunque creas o no. Cuando enfocamos toda nuestra energía anhelando cosas que no tenemos y comenzamos a criticar, a quejarnos y envidiar, es casi seguro que nunca alcanzaremos la felicidad.

El éxito está en tus manos

Existen muchos estudios y prácticas espirituales que hablan sobre la ley de la atracción y de cómo manejar la energía a nuestro favor para lograr aquellas cosas que creemos son imposibles de obtener.  No es necesario ser fanáticos o realmente estudiosos de las leyes de la energía, puesto que es algo lógico y obvio deducir que si la mayoría de tus pensamientos son negativos, lo que obtendrás serán cosas negativas.

Es por ello que el éxito no se encuentra en competir por quién tiene más, o por desear lo que otros tienen; el verdadero éxito está en tus manos, dentro de tus acciones y pensamientos positivos. Es como ponerse un chip para apreciar lo que tienes en la vida y ser agradecido; se trata de vivir el presente y evitar de una u otra manera lamentarse por aquello que no se ha alcanzado, de los errores del pasado y de las malas experiencias.

Advertisement

La ley de la atracción funciona para todos, sin importar si creas en ella o no, la conozcas o no, siempre se encuentra activa y puesta a tus órdenes para cumplir tus deseos. Es por ello que será importante descubrir cómo funciona para cambiar tu manera de ver las cosas y así poder aprovechar lo que el universo tiene reservado para ti.

Un error común es no creer que el universo responde a tus pensamientos. Es tan poderoso, que todo lo que pienses será materializado, para bien o para mal; puesto que tus pensamientos están alineados con aquellos resultados que deseas en lo más profundo de tu alma.

Ahora, el cuestionamiento es ¿cómo activar la felicidad con tus pensamientos?

1 Convierte lo negativo en positivo

Tal vez tu vida es un desastre, un completo caos lleno de dolor y sufrimiento, por ello tus pensamientos constantes son destructivos y puramente negativos; es normal, ya que es una manera de desahogarse y dejar las emociones explotar. Sin embargo, si continuas por mucho tiempo en esa etapa de negación y frustración será imposible ser feliz.

La idea principal es convertir todos tus pensamientos negativos en positivos, por más difícil que te parezca. Piénsalo de esta manera, en lugar de decir que no tienes dinero, cámbialo y afirma que vas a tener todo el dinero que necesita y deseas muy pronto y que te llegará de manera inesperada. Se trata de decretar cosas positivas y modificar tus carencias y malos pensamientos, para convertirlos en luz.

Advertisement

2 Manifiesta el amor

Si vibras bien, cosas buenas te pasarán, recuerda que el universo hará su parte si tú haces la tuya, sea lo que sea que busques, no está en los demás, está en ti. Por ello no deberás arruinar un nuevo día pensando en el ayer o del daño que sientes, será mejor dejarlo ir, suéltalo, ya que la vida acomoda todo en su lugar.

No detengas tu vida en pensar en un futuro incierto o en un pasado doloroso, aprende a ser agradecido con lo que tienes en tu presente, en el aquí y ahora. Disfruta que tienes un nuevo día para comenzar a ser feliz, que estás rodeada de amor por tu familia y seres queridos, que tienes salud, comida y una cama reconfortante. Aprende a valorar lo que tienes enfocándose en las cosas buenas y en el amor.

3 Visualiza más allá de tus límites

Aprende a vivir en abundancia; muchas personas creen que la abundancia solo se refiere al dinero; sin embargo, es más complejo. Ser abundante es tener lo que quieras en la vida, salud, dinero, amor, prosperidad, éxito y felicidad. Visualiza tu vida, cómo quieres estar, cierra los ojos y trata de sentir qué bien te sientes y la felicidad inmensa que experimentas cuando ves materializados tus sueños.

Cuando aprendas a vivir en abundancia es probable que el universo te dé más de lo que tienes, ya que podrás comprender las grandes bendiciones, sin necesidad de lamentarte o quejarte.

Se trata de poner en orden tus pensamientos para que fluya tu vida; recuerda que si criticas justo atraerás lo que criticas, si das mucha importancia al éxito ajeno, por consiguiente te perderás lo que tienes y su valor, ya que la energía fluye hacia dónde va tu atención. ¡Cuida lo que te hace feliz y sé agradecido por todo lo que tienes!

Advertisement

Lee también: 8 decretos poderosos de abundancia y prosperidad que sí funcionan

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias