6 beneficios de ser alguien que ayuda a los demás

La solidaridad puede ser una luz para aquellas personas que se encuentran en la oscuridad. Sé tú quien ayude a los demás.

Fernanda Gonzalez Casafús

La solidaridad es uno de los valores que parecería haber mermado en los últimos tiempos. Creo y tengo fe en que en realidad, este atisbo de negatividad que a veces nos inunda no nos deja ver que en verdad hay mucha gente buena y solidaria que se brinda a quienes más lo necesitan. Y hay muchos ejemplos de ello.

Hay muchísimas pruebas de que podemos unirnos cuando queremos ser solidarios y brindar ayuda. Hechos como catástrofes, inundaciones, terremotos, son noticia no sólo por la desgracia en sí, sino por la cantidad de gente que colabora y aporta ayuda material así como servicio y asistencia, sin pedir nada a cambio.

Somos más solidarios de lo que creemos

Cuando alguien realmente necesita ayuda son muchas las personas que están dispuestas a tender una mano y brindarse por completo. No quiero sonar utópica, pero aunque vivamos en una sociedad carente de valores, aún debemos rescatar y apreciar a quienes son solidarios.

Aunque no deberían ser noticia, pues sería bueno que sea algo cotidiano, lo cierto es que nos sorprendemos cuando alguien presta ayuda desinteresada. En Texas, un granjero fue noticia por haber sido ayudado por todos sus compañeros, luego de un terrible diagnóstico médico.

Vecinos amigos

Greg Bishop es un granjero que fue diagnosticado con leucemia y comenzó de inmediato su tratamiento. De repente, tuvo que dejar todo su trabajo y tenía mucho por hacer, la cosecha de algodón debía ser levantada. Ahora enfermo, ésto le sería imposible. Pero siempre hay ángeles en el camino.

Advertisement

Sus vecinos, atentos al problema, y sin que Greg pidiera ayuda, brindaron todo su apoyo de buen ánimo. Fueron tantos los vecinos que se hicieron eco de la situación, que muchos de ellos tuvieron que ser rechazados, pues el cupo para trabajar ya estaba completo.

Ninguno recibiría dinero a cambio; todo se estaba haciendo de corazón y con la convicción de ayudar a alguien que realmente lo necesitaba. Debido a su enfermedad, probablemente le hubiera tomado demasiado tiempo en terminar la cosecha, pero con la ayuda recibida pudieron lograrlo en un solo día.

Ayudar es satisfactorio

¿Has pensado en cuánto te alegra dar un regalo a alguien que quieres? El regalo no es para ti, y has gastado dinero en él, además de invertir tiempo en pensar y buscar algo para sorprender. Y allí estás, impaciente de que sea persona abra el regalo y ver su sonrisa.

Así se siente brindar, dar, y ofrecer ayuda. El regalo no está en el paquete sino en las manos de quien lo entrega; pero además, en la sonrisa de quien lo recibe. Cuando ayudas, te sientes tan bien y positivo que ello impacta en tu salud física y emocional. ¿Y si lo intentamos más a menudo?

Los beneficios de ayudar

“Ama a tu prójimo como a ti mismo”, dice uno de los diez mandamientos. Cuando pensamos en el otro como en uno mismo es cuando quitamos todo sesgo de egoísmo del corazón y ponemos nuestra vida al servicio del otro ¿Por qué hacerlo? Porque obrar bien tiene sus recompensas. La primera es la liberación que se siente vivir con un corazón limpio, y la segunda es la justicia divina, que nos demuestra que todo lo que hacemos en esta vida tiene su retribución.

Advertisement

Ayudar a los demás tiene grandes beneficios para el cuerpo y el alma. Algunos de ellos son:

1 Se siente muy bien

No hay secretos en ello. En verdad, ayudar se siente muy bien. Cuando ayudas, el cerebro recibe una sensación de recompensa, lo que se traduce en una alegría instantánea.

2 Fortalece tus relaciones

Siempre es bueno ayudar a quienes amamos, pues nos hace felices poder verlos bien. También es gratificante ayudar a quienes no conocemos, pues ello puede lograr que aumentemos nuestras relaciones y amistades.

3 Desarrollas la empatía

Ser solidarios con los demás nos ayuda a ponernos en el lugar del otro,  a pensar en cómo se siente y cuánto nos gustaría que alguien nos ayudase si estuviésemos pasando por su situación. Ser empáticos mejora nuestra autoestima y nos posiciona ante los demás como personas respetables.

4 Te vuelves más agradecido

Es inevitable sentirse agradecido por lo que tenemos cuando vemos que los demás están pasando por dificultades en la vida. Tu familia, tus hijos, tener cerca a quienes amas, un techo donde vivir, una cama cálida donde descansar; son pequeñas cosas de la vida que hacen nuestra felicidad y nos demuestran lo agraciados y bendecidos que somos.

Advertisement

5 Logras ser más optimista

Ayudar y brindarnos hacia los demás hará que dejemos de quejarnos por cosas poco importantes, y nos ayudará a tener una visión más positiva en la vida. Cuando ves cuánto puedes hacer por el otro, disfrutarás a pleno de todo lo que tienes y te volverás más optimista.

6 Mejora tu salud

Sin dudas, todo lo anteriormente mencionado repercute bien en nuestra salud en general. La alegría y positividad que resultan de ser tú quien ayuda a los demás, logra mejorar tu ánimo y tu sensación de bienestar.

Se tú quien ayuda a los demás. En un mundo convulsionado por el egoísmo, las carreras contra el tiempo, y la falta de compasión y solidaridad, aporta tu granito de arena brindando tu ejemplo.

Ayudar alimenta el alma y sana. La solidaridad y la compasión pueden ser una luz para aquellas personas que se encuentran en la oscuridad. No olvides que la vida es una rueda, y cuando ayudas a los demás, la vida te lo devolverá con creces.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda es argentina y mamá de dos. Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Managment. Editora de contenidos y redactora en Familias.com. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.