Esto es lo que deberías decirle a tu pareja cuando no te sientes apreciado

Nada es más valioso en el matrimonio, que el hecho de valorar a la pareja.

Erika Patricia Otero

Toda pareja madura sabe que la mejor expresión de amor es que este sea recíproco. Esto no lo saben muchos recién casados; sin embargo, terminan aprendiéndolo a la fuerza.

El amor es un sentimiento muy delicado. Al casarse parece que el camino a la felicidad es fácil; la realidad es que no es así. Ambos esposos necesitan saber que sus parejas les valoran, pero no caen en cuenta de eso fácilmente. La situación es que nada mata el amor más rápidamente que ser desagradecido.

Algunas personas toleran el desprecio y los desplantes de sus cónyuges por años; sin embargo, la situación termina cansándoles y el matrimonio fracasa.

Si esta es tu situación, debes saber que no hablar de cómo te sientes puede acabar con tu matrimonio. Es por esto que es importante que sepas hablar con tu pareja de cómo te sientes respecto de esa actitud hacia ti.

A continuación, expondré algunas formas en las que puedes afrontar el tema y así hacerle saber a tu pareja cómo te sientes.

Advertisement

1 «Me siento despreciada cuando no me escuchas»

Muchos hombres le tienen terror a que su pareja les diga: «Tenemos que hablar». Esta pequeña frase es señal para ellos de que algunos problemas se avecinan. Por lo regular ocurre cuando la pareja no habla y tampoco se escucha; esto resulta ser un gran problema.

Las mujeres necesitamos hablar de cómo nos sentimos. El problema es que muchas tienen dificultad para ser directas, y los hombres al ser tan literales pierden el «hilo» de la conversación 5 minutos después de comenzada la charla.

El punto clave es que apenas ocurra el evento, hables de cómo te sientes. No dejes pasar el tiempo porque van a olvidar lo que hicieron. Incluso, muchas veces ni se dan cuenta que fueron imprudentes y te lastimaron. Solo dile que necesitas hablar, que no te gusta cómo te hace sentir cuando te habla de determinada manera.

El truco está en hablar y escuchar. Si la situación lo que dispara es una discusión sin sentido, guarda silencio y espera a que los ánimos se calmen. Recuerda que para pelear se necesitan dos, y al callar le haces saber que no tienes intención de pelear con él.

2 «Me encanta cuando aprecias lo que hago por ti»

No es solo fijarse en lo que falla, sino también en lo que hace para halagarte. Decirle que te gusta cuando se fija en lo que hiciste por él o ella, le motiva a seguir teniendo esos detalles.

Advertisement

Esos halagos sinceros siempre son agradables y hacen que tu pareja se sienta motivado a verse atractivo, a tener más detalles para llamar tu atención.

3 «Me gusta cuando dices «Gracias» o «Con gusto»

Es terrible pasar toda una mañana haciendo algo para tu pareja y que no lo valore. No hay que dar por hecho nada en la vida marital. Recuerda siempre que tu pareja hace las cosas porque le nace hacerlas, no porque sea una obligación.

Decir «Gracias» o responder con amabilidad «Fue un placer», alimenta el matrimonio con una gran cuota de amabilidad.

4 «Me duele cuando no pides mi opinión ni la respetas»

Un matrimonio responde mejor cuando las dos personas están sincronizadas. Una de las maneras en las que sabes que ustedes están compenetrados, es cuando te pide tu opinión respecto a un tema.

Una relación matrimonial es una sociedad al fin y al cabo. Es como una compañía y las cosas siempre funcionan mejor cuando se tiene en cuenta la otra parte importante.

Advertisement

No pedir la opinión de tu pareja o no respetarla, es doloroso y resquebraja la confianza. Esto provocará que cuando seas tú el que deba ser consultado, te ignoren o traten de igual forma.

No olvides: «Tratas como quieres ser tratado».

5 «Siento que muchas veces pones a los demás antes que a mí»

Es importante que sepas que para tu pareja es muy importante que tú seas su prioridad. ¡No tus amigos, ni tus padres, ni tus hermanos. Ellos son importantes, pero con él o ella fue que formaste una familia.

No es que esté mal pasar tiempo con ellos; sin embargo, si se te vuelve costumbre, por ejemplo: pasar el fin de semana con amigos o tus padres, pues al cabo del tiempo tu pareja va a resentirlo.

Es cuestión de saber darle su lugar a cada persona que aprecias y amas, pero sin dejar a tu pareja en el último lugar.

Advertisement

6 «Me agrada cuando reconoces tus fallos»

No somos perfectos y muchas veces tenemos actitudes que lastiman a nuestra pareja. Ser consientes de esas acciones nos ayudan a ser capaces de reconocerlas y corregirlas.

Cuando eres capaz de darte cuenta que hiciste algo que hirió a tu pareja, puedes disculparte. Esa es una acción que tu cónyuge valora, pues reconoce que le amas y haces lo posible para hacerle feliz.

No es solo reconocer tus fallos, es corregirlos y seguir adelante.

7 «Para mí es importante que seas honesto»

Un matrimonio no va a ninguna parte si no hay honestidad entre la pareja. Es muy importante que seas capaz de hablar y actuar con la verdad.

Tu pareja necesita saber que si le dices algo es verdad. En esto está cimentada la confianza conyugal. Cuando mientes a tu pareja, le estás faltando al respeto porque lo tratas como si fuera un tonto. Ser honesto es una excelente muestra de amor, fidelidad y respeto.

Advertisement

Solo me queda decir que tener un buen matrimonio es cuestión de tener la voluntad. Cuando se pone empeño en corregir nuestros fallos, demostramos a nuestra pareja que la amamos.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.