Hija mía, necesito que aprendas estas cosas de la vida

Crecer puede ser difícil, pero tú como mamá puedes hacerlo más fácil. Tu hija necesita escuchar estos consejos de ti mientras crece.

Erika Patricia Otero

La adolescencia para ninguna persona es fácil, menos cuando eres mujer. Recuerdo la mía, ciertamente no fue nada simple; pero tuve el apoyo de mi mamá que me orientó lo mejor que pudo. Mi mamá hizo lo mismo que mi abuelita en su tiempo hizo con ella: hablar claro.

Ser honesta con tus hijos -y más que todo con los adolescentes-, te librará de muchos problemas. Sabes de sobra que a esa edad los chicos en general son más rebeldes; pero esto se debe a su confusión y a cómo se sienten respecto a ellos mismos, sobre todo si se trata de tus hijas.

Las demandas de la sociedad siempre han pegado fuerte en el género femenino. Según esos estándares tienes que ser bella, amable, siempre feliz, inteligente y capaz; o de lo contrario no estás lista para ser mujer. Pero la realidad es que como seres humanos, no somos perfectas, y eso es algo que a veces muchas niñas no comprenden en su adolescencia.

Es acá cuando tú como madre debes armarte de paciencia e información. Debes hacerlo para que puedas guiar a tus hijas y así, no permitir que el aluvión de información negativa que llega de los medios de comunicación, la confunda aún más.

¿Qué tipo de información no favorece a una adolescente?

Son muchos los temas que pueden hacer que tu hija se sienta perdida. Estos son: la moda y el cuerpo femenino, las relaciones, y la apariencia física versus la preparación académica.

Advertisement

Tu hija necesita saber que lo que dicen los medios del cuerpo femenino no se ajusta a la realidad

«Que si eres gorda no puedes ser feliz», «muy flaca y pareces una calavera», «si no entras en la ropa de temporada no estás bien», «si no te maquillas, vas a estar mal».

Y no es que los medios lo digan de manera directa, lo insinúan, y de a poco, como todo lo que genera mala influencia. Esto hará mella en la mente de tu niña. Si a eso le agregas la presión que ejercen sus amigas, que van a burlarse de ella si no viste a la moda, si no se maquilla o le dicen que ningún chico la invita a salir, la va a pasar mal.

Adecúa los estándares de la moda a tu hija

Asegúrate de que tu hija tenga una buena autoestima, que se construye desde la más tierna infancia. Ahora bien, tu deber es darle toda la información que necesita para que las malas influencias no la dañen. Para lograrlo, habla siempre claro. Enseña a tu hija que los cuerpos de todas las mujeres son diferentes, y que si bien el mundo de la moda tiene unos conceptos establecidos, ella no tiene por qué encajar.

Enséñale que la moda puede ser adaptada a su cuerpo, pero que no tiene por qué vestirse como lo dicen otros, sino como ella se sienta cómoda y respete su cuerpo.

Explícale que aunque el maquillaje es hermoso, las niñas que comienzan a usar maquillaje a más temprana edad, lucen mayores y dañan sus pieles. Muéstraselo con evidencias, hay cientos en Internet. ¿Debe cuidar su piel y apariencia?, pues por supuesto, pero todo adecuado a su edad. Nada de malo hay en que use algunas cremas hidratantes, protectores solares, astringentes para evitar el acné; pero si insiste en el uso de maquillaje, explícale que lo usará cuando tenga edad para ello y que se limitará a máscara de pestañas y blush.

Advertisement

Y lo más importante, cuida que ame su apariencia natural. Enséñale que la belleza física está muy ligada al tipo de persona que ella es; y que eso es lo que vale y valdrá siempre.

Las relaciones de amistad y amor

En la adolescencia, las fuerzas de la naturaleza comienzan a hacer su magia en cuanto a interés por otras personas se refiere. Acá la confianza que hayas forjado en la relación con tu hija juega un papel muy importante.

Háblale sobre su cuerpo y lo que siente una chica cuando conoce a un chico que le atrae. Inculcarle respeto por su persona, sobre cómo puede verse dañada si no pone límites a sus impulsos y ejerce control sobre sus deseos.

Enséñale que todas las personas que se muestran como amigos, no lo son y quizás busquen aprovecharse de ella. Explícale que debe procurar siempre estar con jovencitos de su edad, en grupo y lugares públicos; esto evitará que corra riesgos innecesarios.

Sé insistente, dile que no importa qué sea lo que los demás quieran que ella haga; ella siempre debe decantarse por sus propios deseos y lo que sabe es correcto y bueno para ella.

Advertisement

Enséñale que el amor es una emoción hermosa, pero que trae consigo a veces muchos dolores, mismos que querrá ahorrarse para cuando sea mayor y más fuerte emocionalmente. Garantiza a tu hija el hecho de que siempre puede ir contigo a buscar consejo y consuelo.

Prepararse para el mundo y la vida es importante

Las mujeres siempre hemos tenido que estar preparadas para la vida hogareña y laboral. Esto no es porque lo diga la sociedad, esto surge de una necesidad de sentirnos útiles y de ser apoyo a nuestras familias en todo momento y área.

Es muy importante que tu hija se esfuerce por aprender tantas cosas como le sean posibles. Entre las cosas que una mujer debería aprender para ser independiente en la vida están: las típicas labores del hogar, deportes y arte (si le interesa) y una profesión (la que ella elija) que le otorguen independencia mental y económica.

Hay muchas mujeres de hoy que creen que aprender a llevar un hogar es algo machista, grave error. No creo que al independizarte te sientas cómoda al llegar a una casa colmada de mugre y desorden, y terrible que no sepas ni hacer una sopa. Lo que aprendes siempre estará a tu servicio, eso es algo que me enseñó mi mamá y es un consejo que le doy a quien me cuestione.

«El conocimiento es poder», esto es algo importante que tu hija debe saber e interiorizar; tú sabes que tienes razón.

Advertisement

Sabes por tu propia experiencia que ser mujer es difícil y hermoso en partes iguales. Solo procura darle a tu hija toda la información que necesite, toda la confianza en ti y asegúrate que estarás ahí siempre para apoyarla, guiarla y consolarla. Tú sabes que ambas lo necesitan.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.