Más de 10 preguntas que debes hacerle a una niñera antes de contratarla y especialmente si tu hijo es inquieto

Estás dejando lo más valioso de tu vida en manos de alguien más. ¿Sabes cómo escoger la niñera correcta para tu hijo?

Emma E. Sánchez

Cuando somos madres, en algún momento de la vida necesitaremos ayuda para cuidar de nuestros hijos, ya sea que estemos en casa dedicadas a ellos, que tengamos que salir o porque trabajemos.

Según sea el caso, pediremos esa ayuda a nuestros familiares, amigos, padres y quizás en el último de los casos a una niñera, que por muy recomendada que sea, no dejará de preocuparnos dejar lo más valioso que tenemos en manos de un desconocido.

Muchas familias pasan por la experiencia de tener que ir a trabajar y no tener dónde dejar a los niños,  y como una opción está dejar a sus hijos con alguien más en casa o llevando inclusive a los niños a la casa de la niñera, pues -hay que decirlo- esto baja costos.

Nuevas necesidades para un nuevo mundo

Pensando en estas nuevas necesidades, me atrevo a compartirte algunas sugerencias, que puedes aplicarlas a cualquier persona que vaya a cuidar de tus hijos, inclusive familiares.

Cuando una persona va a cuidar de nuestros hijos por unas horas, bastará con que sea alguien de tu confianza, que tenga tu teléfono para cualquier emergencia, que el lugar es seguro y que tendrán algo para divertirse durante  tu ausencia. Pero cuando el cuidado de tus hijos sea por un periodo indefinido de tiempo o por varias horas al día, hay que considerar más elementos por el bien de todos.

Advertisement

Haz una entrevista formal con la niñera

Aunque parezca exagerado, es necesario pues desde ahí puedes comenzar a observar la formalidad de la persona que contratarás. ¿Es puntual? Su manera de vestir, hablar y conducirse ¿concuerda con lo que tú le enseñas a tu hijo? ¿es demasiado serio, demasiado formal? ¿tiene hijos? ¿por qué decidió ser niñera?

Investiga cómo maneja la disciplina y los problemas de conducta

Pregunta directamente cómo maneja un berrinche, un enojo, qué haría si el niño rompe una regla o no quiere obedecer una indicación, escucha con atención y verifica si es congruente con tus ideales.

Si tu hijo es inquieto o tiene una conducta complicada, hay que hablarlo e indagar si la niñera sabe y puede manejarlo de la manera que el niño lo requiere o como tu familia acostumbra a hacerlo.

Hay padres que, según las necesidades de sus hijos, proporcionan información a sus niñeras tal cual se las da el psicólogo, el terapeuta o inclusive las maestras.

Recuerda que hay personas que no les gusta batallar con niños con dificultades, pero que la necesidad económica les hace aceptar trabajos para los cuales no están preparados.

Advertisement

Pide que te explique cómo maneja situaciones específicas

A mi hijo le cuesta trabajo conciliar el sueño, pero debe dormirse a las 8:00 p.m. ¿Qué acostumbras hacer en estos casos? Mi hijo es muy travieso, ha tenido algunos accidentes por eso, ¿cómo manejas una caída o un golpe?

Haz preguntas que te permitan ver qué piensa, qué sabe y qué actitud tiene ante las dificultades y manejo con los pequeños.

Sé muy clara en lo que buscas o necesitas para ti y tus hijos

Puedes iniciar preguntando si tiene otras actividades, más niños que cuidar, ¿estudia? Tal vez necesita tiempo para hacer tareas mientras cuida a tus hijos, o si es mamá, ¿quién cuida a sus hijos?

Entonces puedes explicar los horarios que requieres, las “reglas” que esperas se cumplan, por ejemplo: que hagan otra cosa mientras están con los niños o que hablen por celular.

Hacer tareas con los niños o hacer el aseo de casa

Yo sé de primera mano que las mamás que trabajamos con mucha frecuencia tenemos la “doble o triple” carga de trabajo ¿cierto? y que con mucha frecuencia los presupuestos no dan para tener niñera y persona del aseo o cocinera. Con frecuencia queremos que una sola persona haga las funciones de tres y por el mismo sueldo, y eso, solamente nosotras y hasta sin paga.

Advertisement

Define junto con tu esposo o familia cuál es tu necesidad, tu prioridad, entonces ve por alguien que la cubra y no quieras abarcar todo. En mi tierra decimos: “El que mucho abarca, poco aprieta” y esto se aplica justo a lo que hablamos.

Revisa muy bien tus prioridades y no pierdas de vista lo más importante. Si tu hijo necesita alguien que les ayude  con la tarea es una cosa, cuidarlo es otra y una muy diferente los asuntos del hogar.

Siempre pide referencias

No importa quién te la recomendó, pide referencias y saca copia de su identificación, de su comprobante de domicilio y corrobora que viva ahí. Hay quien para contratar revisa sus redes sociales, se vale todo aquello que te de seguridad y confianza.

Indaga si ha atendido a otros niños con las características de los tuyos, ¿por qué dejó ese trabajo Pregúntale abiertamente si puedes llamar a la mamá anterior.

Un consejo: nunca tengas una sola opción, ten paciencia y entrevista al menos a tres  niñeras para que puedas tener un marco de comparación y tomar buenas decisiones.

Advertisement

Lleguen a acuerdos claros y revísenlos con frecuencia

Si ya hablaron y te gusta, entonces por escrito pon las cosas en claro, las reglas, los horarios, las atenciones que tu hijo debe tener, los cuidados particulares y la información que consideres debe quedar muy clara como el pago, la fecha y la cantidad.

Esta información se va revisando y si es necesario se mejora, se corrige, pero siempre por escrito y de preferencia con firmas.

Sé honrada en tus tratos, recuerda que estás dejando lo más valioso de tu vida y que todo lo bueno y correcto siempre se nos regresa, así como lo malo.

Ten una plática llena de confianza y dale también seguridad a la niñera. Por cierto, hoy en día también hay varones que están haciendo un trabajo muy bueno como niñeros, regularmente son jóvenes que estudian alguna carrera a fin a la educación o la enfermería así que podría ser una buena opción también.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.