¿Estás preparado para los cambios inminentes después de la pandemia?

Puede ser que los cambios te llenen de miedo, pero siempre te llevan a encontrar lo mejor de ti.

Erika Patricia Otero

Este año es especialmente diferente al resto de los años de mi vida. Es más, me atrevería a decir que ni mi abuela vivió un evento como este. Ahora bien, si deseas que sea honesta contigo, mi familia y yo no hemos sentido particularmente difícil esta situación.

Creo que la razón por la cual esta situación no nos afectó tan profundamente como a otros, es que nuestras vidas en el pasado no fueron particularmente fáciles. Tal vez, eso nos dotó de la capacidad de no hacer más grandes las cosas de lo que son, honestamente no lo sé. Lo que sí sé es que la vida para todos va a ser muy diferente cuando todo esto pase.

Los cambios hacen parte de la vida

La vida de todo ser humano es un largo suceso de cambios. El mismo hecho de nacer y llegar a la edad adulta, refiere una especie de metamorfosis. Somos como una mariposa, que antes de llegar a serlo, primero debió ser huevo, luego oruga, después una pupa, que al madurar rompe su protección y sale convertida en ese bello insecto. Sí, las personas somos así y deberíamos estar acostumbrados a los cambios pero no, somo muy complejos.

La situación es esta: cuando los cambios ocurren poco a poco, podemos asumirlos. Pasa lo contrario cuando aparecen de un momento a otro. Al primero, es más fácil adaptarse, el segundo nos somete a estrés.

El punto es que ya se trate de cambios súbitos o paulatinos, la vida de nadie es igual después de que se presenta uno.

Advertisement

El control de tus emociones y los cambios

Es importante que sepas que los cambios son más fáciles de asumir cuando una persona tiene control sobre sus emociones. La situación es que cuando alguien no debilita ante una amenaza, es mucho más complicado que se venga abajo.

Tener control sobre sí mismo te permitirá:

-Gozarás de una mente tranquila.

-Tus Pensamientos serán claros.

-Mejorará tu capacidad para tomar decisiones acertadas.

Advertisement

-Evitarás confusiones.

-Tendrás más capacidad de concentración.

-No actuarás nunca más de manera impulsiva.

Todas y cada una de esas acciones lo que harán es que evitará que te metas en más problemas de los que necesitas.

La angustia que se presenta cuando pasamos por momentos difíciles puede llevarnos a actuar de manera premeditada. Es por esto que se hace útil el ser capaz de pensar fría y calculadamente; de esta manera, no habrá cabida a arrepentimientos o lamentos como resultado de las malas decisiones.

Advertisement

¿Qué cambios pueden llegar a surgir después de la pandemia de coronavirus?

Con sinceridad esto es algo en lo que yo personalmente no pienso mucho. Es más, si me lo preguntan, no creo que los cambios sean muchos, esto se debe a mi estilo de vida. Sin embargo, para aquellas personas que gozan de tener una vida social más activa, sus vidas van a cambiar bastante.

Siguiendo esta línea, en muchas partes, las personas evitan saludarse como acostumbraban a hacerlo. Los saludos de besos quedaron reemplazados por un golpe ligero de codos, porque darse las manos es peligroso. Al parecer, esto será rigor en adelante.

Ir al cine, restaurantes, heladerias y cafeterias no pasa y -según parece- quedará en segundo plano. Todo eso quedó limitado a ver televisión por cable y a pedir comida a domicilio. La vida social quedó reducida a las redes sociales.

En muchos países, la compra de víveres se hace por internet o vía telefónica. Es posible que esto sea algo que se generalice.

Dado que los niños siempre están en casa hasta para estudiar, es posible que a futuro prefieran estar un poco más al aire libre junto a sus amigos.

Advertisement

También muchas personas están trabajando desde sus casas. Debido a esto, es muy probable que la demanda de empresas solicitando empleados freelance aumente.

Ocurre también que «como nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, las personas que poco van a ver a sus padres o abuelos deseen pasar más tiempo con ellos y no se limitarán solo a pedirles de vez en cuando que cuiden de sus nietos.

Los cambios siempre llegan para bien

Si algo aprendí de los cambios que traen consigo una situación difícil, es que «cada enfermedad trae consigo el remedio».

El tiempo es mejor usado. Había padres que dado su exceso de trabajo, casi no podían estar con sus familia. Pues bien, este tiempo lo están aprovechando para estar con sus hijos.

Los maestros y otras personas se vieron «obligados» a aprender a usar nuevas tecnologías, y nada de malo hay en aprender nuevas cosas.

Advertisement

Otro punto a favor, es que muchas personas que gastaban dinero en salidas semanales, ahora están ahorrando o invirtiendo en cosas de verdadera importancia.

Algo magnífico que también está pasando, es que el servicio a los demás se está volviendo costumbre.

Las personas se volvieron más generosas y piensan más en el prójimo. También hay quienes son más amables.

Sí, puede ser que este periodo de nuestras vidas que se a un tanto gris, pero lo cierto es que nos estamos volviendo mejores seres humanos. Ahora somos menos egoístas, más valientes y agradecidos. Pensar en el otro no está nada mal.

Como puedes ver, las cosas siempre pueden ponerse mejores después de una crisis, el punto importante es que debemos saber guardar la calma, tener paciencia y saber asumir esos cambios.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.