12 detalles que le demostrarán a tu pareja cuánto lo amas

El matrimonio es una barca que lleva a dos personas por un mar tormentoso. Por eso, si uno de los dos hace un movimiento brusco, la barca se hunde.

Erika Patricia Otero

Una de las relaciones que más debe cuidar una persona es su matrimonio; por eso, el peor error que se comete es creer que su pareja está segura luego de haberse casado.

Mantener un matrimonio estable es algo que compete a ambos. La responsabilidad no recae solo en una de las partes, pero eso es algo que pocos comprenden.

Lograr ser un buen esposo o esposa es cuestión de ponerle interés; como dicen por ahí: «El que quiere, puede». Como todo en la vida, si quieres alcanzar algo, basta con que le pongas voluntad; de lo contrario, las cosas no irán bien.

Ser un buen esposo o esposa no requiere que te dejes la piel intentando serlo. No es cuestión de ser perfecto y no equivocarse; es asunto de saber abarcar las dificultades a tiempo y no descuidar los detalles. Habiendo dicho lo anterior, a continuación te comparto algunas ideas para poner en práctica y lograr para tener un matrimonio feliz.

1 Hablar francamente

La buena comunicación dentro de un matrimonio es esencial. Por esto, habla francamente de cómo te sientes cuando tu pareja te pregunte acerca de eso. Si te pregunta es porque te notó pensativa o preocupada. Haz lo propio cuando lo veas distante. La realidad es que todos necesitamos que se interesan genuinamente por lo que nos preocupa.

Advertisement

Es lo mismo para tratar temas delicados de pareja y familia. Todo matrimonio debe hablar sobre el entendimiento en la intimidad, los malentendidos, los desacuerdos sobre la crianza, etc.

2 Haz cosas que no espera que hagas

Es simple; si eres de los que nunca lava la loza o arregla casa, pues sorpréndela. Si no se te da bien dar detalles, un día sin que lo espere comprarle flores o invítale a comer.

Nada es más agradable que la persona que amas te dé una sorpresa agradable. Esto es señal de que piensa en ti y que de verdad te tiene en cuenta.

3 Cuídate

Cuidar tu salud es señal de que le amas y te amas. Nada es cuesta más en emociones y dinero que el hecho de enfermar. Pero no es solo se trata de curar una enfermedad, sino prevenir.

Por eso, no es mala idea que hagan de una rutina de pareja comer sano, salir a correr o caminar, dejar atrás vicios y lo que sea que no solo les permita estar sanos, si no pasar tiempo juntos.

Advertisement

4 Respetar los momentos a solas

No todo es estar en pareja. El tiempo juntos es tan importante como esos momentos que se necesitan para estar consigo mismo.

Todas las personas necesitamos momentos a solas para recargar energía, para pensar, para hacer cosas por nosotros. Permítele a tu pareja esos momentos a solas, de verdad te lo agradecerá montones.

5 Defiéndele

Esto es un detallazo. Seamos honestos, algunas personas no se llevan bien con sus suegros, cuñados o amigos de su pareja. Esto puede hacer que de forma directa o indirecta la pareja sea «atacada» por comentarios hirientes.

Suponiendo que es tu caso, cuando tu cónyuge te defiende, (sin enemistarse con su familia, obviamente)  y les pide que te respeten, eso de verdad que es una muestra de afecto que valorarás mucho.

6 No lleves el trabajo a casa

Es un error que se comete de forma frecuente, pero muchas veces no solo se lleva el trabajo a casa; también los problemas que allí surgen. Evítalo todo lo que puedas, pues cada situación tiene su momento y lugar; además, tu casa debe ser solo refugio para la pareja y los hijos.

Advertisement

7 Ten en cuenta sus gustos

Que no te pase lo que a Homero Simpson, que le compró a su esposa una bola de boliche de su gusto pensando que no la usaría.

No es tan difícil regalarle una colonia o un perfume de su gusto, una camisa de calidad o una salida a un lugar que sabes adora; de verdad que ese tipo de detalles enamoran.

8 Sé amable

En el mundo hay muchas personas groseras, no seas tú una de ellas y menos con quien amas y te ama. Nada te cuesta responder bien a lo que te pregunte aunque estés cansado. Nada pierdes con ir a la compra en lugar de ella. Ganas mucho cuando le traes medicina si enferma. Sé amable.

9 Guarda distancia si te sientes molesto

Puede no ser fácil y más cuando tu pareja es alguien que desea saber que te enojo. Solo sé claro y dile que en ese momento no quieres hablar porque estás muy enojado y no deseas desquitarte con él o ella. Esto te evitará muchos problemas y sentimientos de culpa.

10 Vean televisión juntos

Puede ser que no te gusten las novelas, los deportes o las películas que tu pareja ve; es tu derecho. Sin embargo, sí que puedes tolerar por lo menos media hora de su programa solo por compartir gustos y relajarse un poco. Tal vez y hasta te terminen gustando.

Advertisement

11 Cede terreno

Un matrimonio se lleva mejor si hay consensos. No es cuestión de orgullos e imponer tu voluntad cuando de tomar decisiones se trata; es más cuestión de respeto.

Concilien y negocien, con eso pueden poner en práctica el hecho de que una elección la hagas tú y otra tu pareja.

12 Las discusiones no son una competencia

En todo matrimonio -por muy feliz que sean- hay problemas. Las discusiones por desacuerdos no tiene que ser un concurso de «quien tiene la razón»; eso les llevará a terminar muy mal.

Pasa lo mismo que con el punto anterior, concilien y lleguen a un acuerdo. Si deben ofrecer disculpas y disculparte, no tarden y háganlo; no dejen que el rencor se apodere y destruya su amor.

Debo decir por último que esto aplica tanto para hombres como para mujeres. Como señalé antes, un matrimonio es una sociedad que se mantiene a flote por la acción de ambas partes, la responsabilidad no recae solo en una persona. Por eso, poner de tu parte es la mejor estrategia para tener un matrimonio imperecedero.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.